969 233 801

Raza autóctona Blanca Serrana

Gracias a un gran esfuerzo y dedicación hemos logrado obtener los permisos para la cría de la raza autóctona Blanca Serrana, en la serranía de Cuenca. Justamente en el término municipal de Valdecabras, la experimentada cabrera Soledad Magan Carrasco se asegura de que su cría sea correcta según lo que determinan los estándares para esta raza tan especial. Luego de este proceso, contamos con Carnicas Aracelis para realizar la matanza en condiciones óptimas. Todo esto nos permite a nosotros la posibilidad de ser el primer restaurante donde se puede probar la ternura de esta carne de cabrito lechal.

La cría de Cabrito Blanco Serrano procede de cabras de pura raza, consiguiendo una carne que destaca por su  jugosidad y sabor.

La Blanca Serrana se caracteriza por su implicación en la conservación medioambiental. Es un animal muy rústico, capaz de adaptarse a condiciones geográficas y climáticas adversas, posibilitando la transformación de masa arbustiva de montaña en recursos ganaderos. Unas de sus relevantes contribuciones son la limpieza y el mantenimiento de  nuestras sierras, fomentando así la diversidad vegetal y hábitats, favoreciendo la conservación de numerosas especies de fauna silvestre. Igualmente, son agentes principales en a prevención de incendios forestales. Como marca su distribución geográfica es un animal adaptado a los Espacios Naturales Protegidos, generando así un producto de alta calidad, vinculado a los modelos Agroecológicos, arraigado en su territorio, lo que permite además fijar la población rural, contribuyendo a mantener un Mundo Rural Vivo.